schapendoes holandés (Nederlandse Schapendoes) Raza de Perro

El Schapendoes holandés tiene su origen a finales del Siglo XIX y rápidamente se extendió por todas las landas de los Países Bajos gracias a su inteligencia, sus dotes como pastor de rebaños de ovejas y su capacidad de trabajador independiente y autónomo en lugares dispersos. La raza fue gestada por P.M.C. Toepoel a base del mestizaje de algunos perros similares como el Collie Barbudo, el Puli, el pastor de las llanuras polaco, el Bobtail, el Briard, el pastor bergamasco, así como el Pudel ovejero alemán que descienden a su vez de los perros pastores de montaña. La Segunda Guerra Mundial diezmó la raza y se hizo un esfuerzo por localizar supervivientes. A partir de 1947 se consiguieron los primeros éxitos en su rcuperación, fundándose el club de la raza Schapendoes de los Países Bajos fue y reconociéndose provisionalmente en 1952 por el Raad van Beheer y definitivamente en 1971.
El Schapendoes holandés es un perro de trabajo típico cuya principal actividad ha sido y sigue siendo la de guiar, reunir y proteger los rebaños en terrenos bastante despoblados. Por sus características requiere actividad intensa y necesita mucho ejercicio, paseos, actividad, ocupación, correr y jugar. Son aptos para entornos rurales y espacios amplios y se adaptan con dificultad a la vida urbana. Como perro de trabajo suele estar siempre alerta, es eficaz con animales mucho más grandes que él, es inteligente, muy independiente y autónomo, vivaz, infatigable, valiente y es resistente a las inclemencias del tiempo. Además, es relativamente fácil de adiestrar. En familia son compañeros afables, afectuosos, activos, alegres, fieles y muy apegados. Son, eso sí, reservados con los extraños. Por sus características pueden ser problemáticos con otros perros. Pese a su docilidad se les debe educar con un adiestramiento del tipo refuerzo positivo desde pequeños, con firmeza, tanto para impartirle normas de obediencia, como para socializarlo correctamente si va a ser destinado a mascota. Por último, si se aburren o permanecen tiempo inactivos o solos pueden llegar a volverse muy destructivos, compulsivos, nerviosos y ladradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: